679 veces visto
En el marco del último Comité Nacional de Cafeteros del año

Gobierno Nacional y Federación Nacional de Cafeteros firman agenda 2030 para el sector cafetero

Bogotá, diciembre 18 de 2019 (Prensa FNC) – Como muestra del compromiso con el sector, hoy durante la última sesión del año del Comité Nacional de Cafeteros, el Gobierno Nacional y la Federación Nacional de Cafeteros firmaron la Agenda Estratégica para el Sector Cafetero 2020-2030 “Por la Sostenibilidad Cafetera”.

Este importante documento, que fue firmado por el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Andrés Valencia Pinzón y por el Gerente General de la Federación Nacional de Cafeteros, Roberto Vélez Vallejo, busca fomentar el desarrollo sostenible e integral de la caficultura y posicionar a Colombia como el principal proveedor de café diferenciado del mundo, como el medio para alcanzar la rentabilidad y competitividad de la caficultura y sus familias.

Vale la pena señalar que los 6 puntos que contiene la Agenda Estratégica para el Sector Cafetero fueron presentados por el Presidente de la República, Iván Duque Márquez, durante el Congreso Cafetero, donde anunció también que éstos formarían parte de un documento CONPES que contendrá otras acciones encaminadas a lograr sostenibilidad de la caficultura en sus dimensiones económica, ambiental y social.

Aquí los seis puntos de la Agenda 2030 para el sector cafetero

1. Fortalecer y profundizar la estrategia "Más agronomía, más productividad, más calidad"

El Gobierno, la Federación Nacional de Cafeteros y los productores aunarán esfuerzos para promover las mejores prácticas agronómicas en el cultivo de café, las cuales han permitido que la caficultura hoy en día sea la más joven, resistente a las enfermedades, tecnificada y productiva de su historia.

  • Continuar con los programas de apoyo a la renovación de cafetales ya que fomentan el mantenimiento de cafetales jóvenes y tecnificados, permitiendo que se encuentren en un estado óptimo de productividad.
  • Fortalecer la Extensión Cafetera y la transferencia de tecnología por medio de un servicio de extensión más eficiente que incremente el acceso a nuevas tecnologías para los caficultores, contribuyendo a facilitar el intercambio de técnicas y conocimientos del cultivo.
  • Ampliar y difundir    las   innovaciones    de   Cenicafé   garantizando   que   las recomendaciones de los extensionistas estén basadas en la investigación, de acuerdo con las condiciones de cada región y sistema de producción.

2. Consolidar la estrategia de diferenciación por calidad del café colombiano

La creciente   demanda   mundial   de cafés   de calidad   y la importancia   de esta característica como factor diferenciador en la industria, exige mantener y profundizar la estrategia de diferenciación por calidad del café colombiano en el mundo, como herramienta para mejorar los ingresos y la consecuente rentabilidad de los caficultores.

  • Masificar mejores   prácticas   poscosecha: Promover mejores   prácticas   de recolección y de beneficio de granos homogéneos, así como la utilización adecuada de los equipos de despulpado, fermentación y secado.
  • Fortalecer prácticas ambientales: Capacitar y adoptar tecnologías para reducir el uso del agua en los procesos productivos y darles un tratamiento responsable a los vertimientos generados.

3. Reducir los costos de producción en el cultivo de café

La reducción de los costos de producción es un reto continuo en la caficultura para lo cual la permanente innovación en la finca permitirá mejorar la competitividad cafetera. Para el efecto, se buscará disminuir los costos de producción e incrementar el ingreso neto del caficultor mediante el manejo eficiente de la finca y la implementación de nuevas tecnologías.

  • Promocionar el uso de técnicas más eficientes de recolección: Ampliar el uso de las lonas y las máquinas derribadoras, entre otras innovaciones encaminadas a reducir los costos asociados con la recolección.
  • Promover la eficiencia en el uso de los insumas: Masificar el uso de análisis de suelos para aplicar las cantidades y fórmulas correctas de agroinsumos de acuerdo con las particularidades de cada lote.
  • Promover la adopción de nuevas tecnologías en la actividad cafetera: Las aplicaciones móviles, la inteligencia artificial y el blockchain aplicados al sector cafetero son algunas de las soluciones tecnológicas modernas que deben ponerse al servicio de los caficultores con miras hacer más eficiente la producción y comercialización del grano.

4. Reducir la volatilidad de los ingresos del caficultor

La permanente  volatilidad del precio internacional del café y su impacto en la rentabilidad del caficultor, demandan del Gremio Cafetero y del Gobierno Nacional, la búsqueda y adopción de diversos y variados mecanismos que permitan estabilizar el ingreso de los productores del Café de Colombia y reducir el impacto de factores externos que inciden negativamente en la rentabilidad del caficultor, así como promover e incentivar programas de seguros de ingresos y climáticos que otorguen una cobertura especial y diferenciada para el sector.

  • Implementar el Fondo de Estabilización de Precios del Café: Poner en marcha el FEPC a través del diseño e implementación de instrumentos y mecanismos encaminados a proteger a los cafeteros de la creciente volatilidad precios y su efecto sobre los ingresos.
  • Masificar los instrumentos de agricultura por contrato: Facilitar el acceso a las herramientas de comercialización de café a futuro con cooperativas de caficultores, tostadores, baristas y exportadores como medio complementario para reducir la incertidumbre de los ingresos de los productores.
  • Fortalecer y promover la gestión integral de riesgos: Masificar el acceso a servicios financieros y los seguros agropecuarios ante eventos climáticos y riesgos sanitarios.

5. Implementar nuevas estrategias de comercialización y agregación de valor

Se debe apostar por estrategias que permitan mejorar la capacidad para generar un mayor valor agregado del Café de Colombia tanto en el mercado internacional como en el nacional, y con ello permitirle al productor vender el café a un mejor precio, aumentando su rentabilidad.

  • Posicionar el café de Colombia en nuevos segmentos y países: Implementar nuevas estrategias de mercadeo que, además de consultar y atender las preferencias de un mundo globalizado y en permanente cambio, estén en sintonía con las preferencias de un público más diverso, hagan uso de las nuevas tecnologías y promuevan el café en nuevos mercados.
  • Potenciar el mercado interno de café: Crear estrategias para incentivar la demanda del consumidor interno por cafés de calidad que contribuyan a fortalecer la cultura cafetera en el país.
  • Optimizar la cadena logística del sector: Implementar mecanismos, instrumentos y/o estrategias que se traduzcan en la reducción de los costos logísticos involucrados en la cadena del café, promoviendo el uso de nuevas tecnologías para hacer más eficiente la cadena de suministro.

6. Posicionar el café como instrumento de legalidad y estabilización de los territorios

El cultivo de café es una actividad alrededor de la cual se ha generado una economía dinamizadora de las zonas donde se ha establecido y una presencia institucional fuerte y legítima, que ha generado un tejido social alrededor de ellas. En ese sentido, esta actividad puede contribuir a consolidar la paz con legalidad en el campo colombiano.

  • Promover la equidad de género, la generación de   relevo  y   la asociatividad: Empoderar a la mujer caficultora en la cadena de producción y en los distintos  programas  e iniciativas  del sector,  apoyar a los jóvenes caficultores como generación de relevo y fomentar la asociatividad de los pequeños caficultores son parte integral de una caficultura sostenible.
  • Promover el cultivo de café como alternativa para la sustitución de cultivos ilícitos: Impulsar la siembra de café en zonas con cultivos de uso ilícito que cuenten con características aptas para el desarrollo de la actividad cafetera y ventajas para su comercialización.
  • Poner la institucionalidad cafetera al servicio del desarrollo regional y la estabilización del territorio: Aprovechar la amplia experiencia de la FNC y los Comités Departamentales de Cafeteros en la ejecución de recursos públicos del orden nacional y territorial, constituye un vehículo eficiente y transparente para mejorar las condiciones de vida de los habitantes del campo. Se buscarán mecanismos que faciliten el acceso y ejecución de recursos por parte de la institucionalidad cafetera en sus zonas de influencia.